Ayuda psicológica post COVID-19

Contacta con nuestros especialistas en Salud Mental para afrontar los problemas derivados de la pandemia.

Solicita tu CONSULTA

¿Tú también sientes ansiedad y agotamiento a diario?

¿Sigues con la incertidumbre y el malestar de las primeras semanas de confinamiento?

¿Te sientes más irascible con las personas de tu entorno?

¿Te cuesta conciliar el sueño por las noches?

La pandemia ha provocado una gran cantidad de cambios en nuestras vidas. Una de las secuelas más evidentes ha sido el incremento del estrés y de la ansiedad. Todos hemos sentido miedo ante el impacto del virus en la salud, nos preocupamos aún más que antes por nuestros familiares, hemos experimentado el aislamiento durante el confinamiento al haber pasado muchas horas encerrados en casa.
Además, los problemas económicos y la incertidumbre nos generan angustia en nuestro día a día.

Tenemos más en común de lo que pensábamos y hemos sido conscientes de ello cuando hemos visto reflejados nuestros problemas en las vivencias de los demás.

Contáctanos para que te ayudemos a hacer frente a cualquier problema de salud mental derivado de la pandemia. Te acompañamos durante todo el proceso para que tu recuperación esté en las mejores manos.

¿Tú también sientes ansiedad y agotamiento a diario?

¿Sigues con la incertidumbre y el malestar de las primeras semanas de confinamiento?

¿Te sientes más irascible con las personas de tu entorno?

¿Te cuesta conciliar el sueño por las noches?

Haz frente a cualquier problema de salud mental derivado de la situación actual con la ayuda de nuestros médicos especialistas. Te acompañamos durante todo el proceso para que tu recuperación esté en las mejores manos.

¿Qué te proponemos?

Si notas que algo no va bien, puedes contar con nosotros

  • Ante los primeros signos de estar sufriendo un problema de salud mental, te ofrecemos un servicio individualizado y de calidad.
  • Un equipo multidisciplinar compuesto de psiquiatras, psicólogos y terapeutas se ocuparán de tu seguimiento médico y te dotarán  de mecanismos y estrategias para hacer frente a los efectos negativos derivados de la pandemia.
  • Al terminar la terapia, nuestros doctores revisarán de nuevo tu caso y emitirán un informe de valoración. Tras esto, te derivarán al recurso más apropiado según tus necesidades.
  • Sin cita previa
  • Sin listas de espera
  • Primera valoración gratutita
  • Tiempo de respuesta menor a 2 horas

Solicita tu primera consulta gratuita

Contacta AHORA

Conoce más sobre los problemas mentales

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la salud mental es «un estado de bienestar en el cual el individuo es consciente de sus propias capacidades, puede afrontar las tensiones normales de la vida, puede trabajar de forma productiva y fructífera y es capaz de hacer una contribución a su comunidad».

Los trastornos mentales pueden presentarse de diferentes formas, afectando al comportamiento, a la manera de sentir y de pensar. Las personas que sufren una enfermedad mental, pueden llegar a sentirse igual o peor que las que padecen una dolencia física.

Las causas de que aparezca un problema mental suelen ser una combinación de varios factores, como la genética, el entorno social y las experiencias vividas.

Tener un problema de salud mental no es un signo de debilidad de carácter ni son culpa de la persona que lo sufre. Se trata de experiencias amenazantes y perturbadoras, pero humanas, al fin y al cabo. Por esto, siempre es recomendable hablar sobre lo que se está sintiendo y buscar ayuda profesional.

Son un conjunto de alteraciones psíquicas vinculadas a estados de ánimo que se presentan de forma extrema y patológica y que interfieren de forma muy significativa en la funcionalidad de la persona, con un profundo sufrimiento, deteriorando la autoestima, la manera de interpretar el mundo y las situaciones que acontecen en él, y se alejan de la coherencia y objetividad con que verdaderamente suceden las cosas.

Las personas que padecen trastornos afectivos tienen un sentido desmesurado de las atribuciones de causa y responsabilidad, teniendo consecuencias muy negativas en el ámbito emocional, en la cognición y en la conducta.
Suponen un grave problema para la persona, ya que interfiere en la manera de relacionarse su entorno, provocando una angustia vital desmesurada.

Los trastornos del estado de ánimo y los trastornos de ansiedad son los más destacados a nivel mundial.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la salud mental es «un estado de bienestar en el cual el individuo es consciente de sus propias capacidades, puede afrontar las tensiones normales de la vida, puede trabajar de forma productiva y fructífera y es capaz de hacer una contribución a su comunidad».

Los trastornos mentales pueden presentarse de diferentes formas, afectando al comportamiento, a la manera de sentir y de pensar. Las personas que sufren una enfermedad mental, pueden llegar a sentirse igual o peor que las que padecen una dolencia física.

Las causas de que aparezca un problema mental suelen ser una combinación de varios factores, como la genética, el entorno social y las experiencias vividas.

Tener un problema de salud mental no es un signo de debilidad de carácter ni son culpa de la persona que lo sufre. Se trata de experiencias amenazantes y perturbadoras, pero humanas, al fin y al cabo. Por esto, siempre es recomendable hablar sobre lo que se está sintiendo y buscar ayuda profesional.

Son un conjunto de alteraciones psíquicas vinculadas a estados de ánimo que se presentan de forma extrema y patológica y que interfieren de forma muy significativa en la funcionalidad de la persona, con un profundo sufrimiento, deteriorando la autoestima, la manera de interpretar el mundo y las situaciones que acontecen en él, y se alejan de la coherencia y objetividad con que verdaderamente suceden las cosas.

Las personas que padecen trastornos afectivos tienen un sentido desmesurado de las atribuciones de causa y responsabilidad, teniendo consecuencias muy negativas en el ámbito emocional, en la cognición y en la conducta.
Suponen un grave problema para la persona, ya que interfiere en la manera de relacionarse su entorno, provocando una angustia vital desmesurada.

Los trastornos del estado de ánimo y los trastornos de ansiedad son los más destacados a nivel mundial.

Son hábitos alimenticios anormales asociados con factores psicológicos. Las personas están tan preocupadas por la comida y el peso que apenas pueden concentrarse en poco más. La ingesta insuficiente o excesiva de alimentos conduce al empeoramiento de la salud física y mental.

Un trastorno alimentario puede estar asociado con factores biológicos, genéticos o ambientales combinados con un evento particular que desencadena el trastorno.

Es común que alguien con un trastorno alimentario sea reservado y defensivo sobre su forma de comer y su peso, y es habitual que niegue estar enfermo.

Algunas señales que nos deben poner en alerta son no realizar alguna comida, comer solo ciertos alimentos, cocinar grandes cantidades para otros pero comer poco o nada uno mismo, sentirse incómodo o negarse a comer en lugares públicos, quejarse de tener sobrepeso a pesar de tener un peso normal, pesarse repetidamente o mirarse al espejo.

Son un amplio grupo de padecimientos que afectan el desarrollo habitual del ciclo sueño-vigilia. Algunos pueden ser muy graves e interferir con el funcionamiento físico, mental y emocional.

Un sueño profundo y reparador está directamente relacionado con el bienestar físico y mental y la falta de sueño acarrea problemas como irritabilidad, fatiga, dolor de cabeza, disminución de reflejos, peor rendimiento académico o laboral y mala salud en general debido a una debilitación del sistema inmunológico y endocrinológico. Los trastornos del sueño también aparecen asociados a muchos trastornos psiquiátricos como depresión, ansiedad, o trastornos de la personalidad. Las alteraciones del sueño pueden afectar a cualquiera y hay muchos tipos.

Si tus problemas de sueño son causados ​​por la depresión, la ansiedad, otros problemas emocionales o si sufres de pesadillas, la psicoterapia podría ayudarte a identificar el problema y a subsanarlo.

Son hábitos alimenticios anormales asociados con factores psicológicos. Las personas están tan preocupadas por la comida y el peso que apenas pueden concentrarse en poco más. La ingesta insuficiente o excesiva de alimentos conduce al empeoramiento de la salud física y mental.

Un trastorno alimentario puede estar asociado con factores biológicos, genéticos o ambientales combinados con un evento particular que desencadena el trastorno.

Es común que alguien con un trastorno alimentario sea reservado y defensivo sobre su forma de comer y su peso, y es habitual que niegue estar enfermo.

Algunas señales que nos deben poner en alerta son no realizar alguna comida, comer solo ciertos alimentos, cocinar grandes cantidades para otros pero comer poco o nada uno mismo, sentirse incómodo o negarse a comer en lugares públicos, quejarse de tener sobrepeso a pesar de tener un peso normal, pesarse repetidamente o mirarse al espejo.

Son un amplio grupo de padecimientos que afectan el desarrollo habitual del ciclo sueño-vigilia. Algunos pueden ser muy graves e interferir con el funcionamiento físico, mental y emocional.

Un sueño profundo y reparador está directamente relacionado con el bienestar físico y mental y la falta de sueño acarrea problemas como irritabilidad, fatiga, dolor de cabeza, disminución de reflejos, peor rendimiento académico o laboral y mala salud en general debido a una debilitación del sistema inmunológico y endocrinológico. Los trastornos del sueño también aparecen asociados a muchos trastornos psiquiátricos como depresión, ansiedad, o trastornos de la personalidad. Las alteraciones del sueño pueden afectar a cualquiera y hay muchos tipos.

Si tus problemas de sueño son causados ​​por la depresión, la ansiedad, otros problemas emocionales o si sufres de pesadillas, la psicoterapia podría ayudarte a identificar el problema y a subsanarlo.

La Salud Mental nos afecta a todos

Queremos acompañarte en todo el proceso

Contactamos contigo en menos de 24 h desde que recibimos tu consulta.

Valoramos tu caso y te proponemos las opciones médicas más adecuadas.

Primera consulta gratuita con el médico especialista de tu elección.

Olvida largas listas de espera. Tus citas médicas siempre que las necesites.

Contacta con nuestro equipo

Tu tratamiento personalizado en 24/48h.

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo

Tu diagnóstico y tratamiento pueden empezar hoy mismo.